Orígenes del Método Ilvem

Nació para responder 3 preguntas

¿Por qué el cerebro rinde el 10% de su capacidad?

¿Por qué no se hace nada al respecto?

¿Por qué se supone que se puede estudiar sin "aprender a aprender"?

Los orígenes del Método ILVEM se remontan a fines de la década del sesenta

Dos jóvenes hermanos, Arnaldo Mario Krell y Horacio Alberto Krell, fueron los pioneros, creadores y fundadores del instituto, la marca y el método Ilvem. Fue durante sus carreras universitarias donde pudieron aplicar los conocimientos que habían adquirido y que se referían al aprovechamiento integral de la mente para acceder a niveles crecientes de velocidad y precisión en el aprendizaje.

Su mayor hallazgo fue descubrir que el sistema educativo formal no ofrecía las herramientas que un estudiante necesitaba para progresar en sus estudios. A un soldado se le enseña a usar las armas pero al estudiante no aprende cómo estudiar.

De la investigación consecuente y la aplicación a sus propios estudios nació el método Ilvem que recorrió el mundo exportando a 24 países en 3 continentes sus técnicas educativas de avanzada.

Años de experiencia

Países

Alumnos entrenados

Continentes

Historia de Ilvem Perú

El Instituto de Lectura Veloz, Estudio y Memoria ILVEM se crea en el año 1964 en la Argentina, y es Buenos Aires la capital donde reside la Central de ILVEM – Internacional. A partir de esa fecha, nuestro Instituto se ha venido extendiendo por cuatro continentes. En la actualidad son 10 países que utilizan las técnicas educativas creadas por ILVEM.

En el transcurso de 50 años, más de ochocientos mil alumnos de distintas nacionalidades, han podido beneficiarse con sus técnicas educativas de avanzada.

Se impartieron cursos en innumerables centros educativos, organismos oficiales y empresas en todo el mundo, podríamos citar por ejemplo en el Perú: más de 35 años de experiencia, dictando a Instituciones como… Essan, Banco de la Nación, Ministerio del Interior, Instituto de Altos Estudios Policiales, Marina de Guerra, Osinerg, Universidad Privada del Norte entre muchas otras que solicitaron y siguen requiriendo la colaboración de ILVEM, para el fomento y desarrollo personal de sus altos mandos ejecutivos, empleados y alumnos. Los textos de aprendizaje han sido traducidos a siete idiomas, distintos medios de comunicación masiva (TV:, radios, gráficos, etc.) han publicado y difundido permanentemente, sus revolucionarios sistemas de enseñanza.

ILVEM, es reconocido por todos los Ministerios de los Países en que se dictan sus cursos y tiene registrada la propiedad intelectual de sus técnicas, en todo el mundo.

Diagnóstico de la situación actual

Habitualmente se utiliza sólo entre el 10 y el 15% de la capacidad intelectual. La revolución tecnológica no se aplicó a la pedagogía. La educación formal sigue priorizando el proceso informativo a la capacitación metodológica para el aprendizaje. La pérdida de los valores tradicionales y la sensación de impotencia ante la nueva realidad se refleja en el deterioro de la autoestima que es el capital imprescindible para encarar cualquier proyecto.

Receta para el cambio

Para incrementar la potencia, se debe aumentar el autoconocimiento del talento particular que cada uno posee para orientarlo con una mayor energía hacia objetivos valiosos y productivos.

Para adaptarse al cambio constante y a la velocidad de circulación de la información en tiempo real, se necesitan desarrollar nuevos métodos cuyo dominio constituye la mayor riqueza del hombre.

Tratamiento

Los diferentes tipos de inteligencia (emocional, racional e instintiva), los instrumentos de procesamiento de la información y los dos hemisferios cerebrales; deberán armonizarse para que actúen en la misma dirección y lograr así el efecto sinergético según el cual el todo supera a la sumatoria de las partes.
El funcionamiento mental debe sustentarse en principios ecológicos sustituyendo la fuerza bruta por la calidad del proceso intelectual. Guiando la acción por una brújula interior se aprende a ser, metodizando el procesamiento del saber se aprende a aprender, integrando el conocimiento al trabajo se aprende a hacer, coordinado los esfuerzos humanos en equipos se aprende a convivir.
El sistema ILVEM potencia la interacción entre las nuevas metodologías del saber y el uso eficaz de las capacidades personales. Treinta años de investigación ponen hoy a su alcance la tecnología que le permitirá iniciar el camino del éxito en el estudio y en el trabajo. Los cursos ILVEM son una verdadera inversión en el perfeccionamiento de la mente.