CÓMO OXIGENAR A LA EDUCACIÓN

Autor Dr. Horacio Krell fundador de ILVEM

La asimilación mental es la capacidad cerebral de incorporar o aprender algo nuevo. Hay un cierto tipo de información que se agrega simplemente a tus esquemas, amplia tus conocimientos sin cambiar tus creencias, que son el armazón de tus actos. La acomodación no es un simple agregado, es un cierto tipo de información o experiencia importantes que modifican tu visión del mundo, alteran tus creencias y logran que cambies o que te acomodes para  responder a esos cambios advertidos en la realidad. Lo inteligente es lograr un equilibrio entre las acomodaciones y las asimilaciones. Del medio ambiente tomamos cosas que se suman (se asimilan) y otras que modifican nuestras respuestas (nos acomodan). En la medida en que el inter-juego se equilibre y se complemente, hay un acto de inteligencia. La asimilación incorpora la información, pero puede haber otra que produzca la acomodación que es el cambio que se va a  generar en tu conducta.

El sistema educativo. Cuando el conocimiento recibido se formaliza, debe posibilitar que tu cerebro haga asimilaciones y acomodaciones en un proceso de ensayo y error, ya que el contexto evoluciona. Las estructuras curriculares rígidas te cierran las puertas y ventanas al cambio cuando deberías recibir el mayor oxígeno para poder encontrar la excelencia y por ende el sistema debe ser auditado.

Un pilar para que esto ocurra es que desarrolle tu pensamiento independiente y la capacidad crítica para cuestionar el statu quo y despejar telarañas mentales o creencias sin fundamento empírico y racional.
El sesgo partidario debe alejarse de la educación. Para enseñar la libertad no se puede ejercer la  compulsión.

La educación siempre es pública ya que es para todos. Entonces es un contrasentido la educación estatal. No se trata de refutar lo mucho y bueno aprendido allí merced a la esforzada y meritoria tarea docente.
Pero el costo por estudiante de las entidades estatales, es más elevado que en las privadas, por la misma razón que opera “la tragedia de los comunes” que hacen que “empresas estatales” sean ineficientes.
Por ende, deberían transferirse las instituciones estatales educativas a los encargados de los claustros con las facilidades del caso. Y en la transición, para financiar a los que no cuentan con ingresos para aplicar a las ofertas educativas existentes, se sugiere el sistema de vouchers. Este sistema exhibe otra lógica, ya que del hecho de forzar la financiación de la educación, no se sigue que deban existir escuelas estatales, ya que el voucher (subsidios a la demanda) permite que el candidato en cuestión elija la entidad privada que prefiera.
La idea de la igualdad de oportunidades.
  Es incompatible y excluyente con la igualdad ante la ley. Una sociedad abierta promueve que la gente disponga de mayores oportunidades pero no iguales debido a que las personas son distintas. La igualdad es ante la ley, no mediante ella. Se argumenta que los niños debieran contar con un mínimo de enseñanza, como el aprendizaje de la lectura y la escritura, pero si los padres las consideran importantes, les darán prioridad como ocurrió siempre a través de pagos directos o becas.
Es cierto que la educación es fundamental, pero más lo es el estar bien alimentado y nadie propone que la producción de alimentos esté en manos del Estado, porque la hambruna sería segura.
En tiempos pasados no había interferencia estatal en la educación. Cualquiera podía instalar un colegio y competir para atraer alumnos a diferentes precios y condiciones, era la mejor educación posible. Pero los gobiernos se fueron apropiando de la educación. Ya en el siglo XVIII la mayor parte de Europa estaba  bajo este sistema. En una sociedad abierta, si los padres lesionan derechos de sus hijos en materia educativa, alimentaria o física, quienes lo detectan pueden actuar como subrogantes ante la Justicia.
La inteligencia emocional aplicada. Se vino generando una diferencia entre la educación estatal y la privada. Con los avances de la neurociencia la educación privada incorporó, a partir de la década del cerebro, investigaciones sobre el cerebro que mejoraron su rendimiento. Por ejemplo se advirtió que para lograr mayor eficacia se deben conjugar la intensidad correcta, el momento correcto, el motivo correcto y la manera correcta. Que la pasión por el trabajo era un indicador casi seguro del éxito. El dejarte llevar por una tarea que te hipnotiza te hace perder la noción del tiempo y enfrentar los desafíos aprendiendo a resolverlos. Sin desafíos te invaden la apatía y aburrimiento y sin método surge la ansiedad. Para lograr el estado de flujo, debes estar 100% involucrado, sentir placer y alegría, experimentar la sensación de claridad mental, estar sereno y sin preocuparte. Para tener éxito debes hallar tu pasión, tu vocación en el marco de las inteligencias múltiples, un método de trabajo, y realizar una práctica intensa que te convierta en un ser feliz y productivo.
La teoría de las 1000 horas de práctica. Los chicos asiáticos estudian más horas que los de occidente, condición básica para rendir en matemáticas. Su herencia cultural de trabajo duro deriva del cultivo de arroz. Dicen que: Nadie que se levanta antes del amanecer los 360 días al año deja de hacer a su familia rica.
En Occidente, las vacaciones son parte de la cultura. Los niños pobres aprenden mejor que los ricos, pero sin ir a clase, decaen por falta de estímulo. Una escuela marginal del Bronx aumentó el 60% las horas de clase y logró que el 80% ingrese a la universidad. El programa se extiende. El tiempo libre es para divertirse, crear y soñar, pero debe aplicarse a descubrir a el genio interior, que todos llevamos dentro. Para salir del círculo de la pobreza, se deben acumular 10.000 horas de práctica. Tal como afirma un refrán: El hábito hace al monje.
En 1990 el psicólogo Anders Ericsson de la Academia de Música de Berlín realizó un estudio con niños. Separó a los que tenían potencial para ser violinistas, en otro a los que eran simplemente buenos; y en el tercero a los que creyó que serían profesores de música. Hasta los 5 años practicaron la misma cantidad de horas. Pero a los 8, los que fueron los mejores, practicaron más que el resto  y redondearon las 10.000 horas de práctica mientras que los buenos llegaron a 7800 y los que serían maestros de música a 4600.
Lograr la excelencia una tarea compleja. Demanda práctica para hacerse experto, en un mundo que abandona la idea de que se precisan generalistas y avanza hacia la especialización. El número mágico del expertise es el de 10.000 horas de entrenamiento. La fórmula es descubrir la vocación y practicar, deliberada y profundamente, para lograr habilidades que se requieren a escala mundial. Demanda esfuerzo y no siempre es divertido. La práctica deliberada ayuda a adquirir una habilidad específica para ser únicos en un área determinada. Las personas de alta performance saben más que el resto. El ingrediente clave es el conocimiento. Muchas empresas promueven ampliar su conocimiento asignándoles trabajos diferentes en lugares distintos. Estas compañías valoran el expertise: el conocimiento profundo de la empresa y de sus áreas críticas. En las compañías más exitosas el rasgo común es que los líderes trabajaron en ellas durante mucho tiempo. Para que la especialización conduzca a un rendimiento superior se requiere una temprana exposición a la actividad que permita, en 5 y 10 años de preparación y práctica deliberada, un contexto social adecuado y un coaching competente. El talento sumado a la práctica deliberada y el conocimiento profundo generan expertos de alta performance. No es fácil lograrlo porque hay que invertir tiempo, ganas y pasión para que resulte. Para Edison el genio es un 10% de inspiración y un 90% de transpiración.
Estado de flujo. Es un estado de productividad máxima sin sacrificio, donde se promueve la potenciación de las aptitudes naturales. Es una sensación de control de las emociones al servicio del Yo, donde desaparece la conciencia de uno mismo y se abandonan las preocupaciones. La conciencia se funde con el hacer que se vive como recompensa, se deja de lado la reflexión sobre uno mismo y sobre lo que se hace y se siente una sensación de plenitud, las respuestas se ajustan a la exigencia de la tarea y las emociones se activan y se alinean. Es un entrenamiento de la atención y de la energía psíquica, que puede ser usado a voluntad, con un anclaje psicofísico, para transferirlo a situaciones diversas.
La escuela de la vida. A aprender no se logra escuchando profesores sino experimentando, cometiendo y corrigiendo errores. El conocimiento es esencial para seguir vivo y para eso hay que ser capaz de gestionarlo. Tenemos cerebros parecidos. La diferencia está en la capacidad de hacer, con ella no se nace, se hace. El hacedor ejecuta lo que otros no quieren hacer, no son capaces o no les interesa. Se puede tener más talento natural, predisposición o facilidad pero las claves son la motivación, el entusiasmo y la perseverancia.
Así “al que quiere celeste que le cueste“. Es difícil desaprender lo aprendido, de tanto repetir se automatizan las rutas neuronales. “No se tira un hábito por la ventana; debe salir por la escalera, escalón por escalón“.
Si deseas ser feliz y productivo ejercita desde joven la ley de las 10.000 horas de práctica. La brecha tecnología-hombre aumenta. La tecnología sube por el ascensor y el hombre por la escalera. Una de las instituciones más resistentes al cambio es la educación, si reviviera un maestro nacido hace 200 años no tendría inconvenientes en insertarse en el aula moderna. Es que el sistema se mantiene con el formato original: edificios, aulas, exámenes, períodos lectivos, títulos, libros para estudiar, etc. La educación atrasa. Se enseña desde los medios sin pensar en los fines, en lo que debería saber un egresado para trabajar. Los planes deberían invertirse. Los contenidos permanecen estables sin incorporar las virtudes que se necesitan.
La nueva inteligencia. Son virtudes como inteligencia emocional, iniciativa, aprendizaje continuo, creatividad, innovación, tecnología, trabajo en equipo, lectura veloz, concentración, memoria, capacidad expresiva, liderazgo, pensamiento estratégico, autoestima, tolerar la diversidad, perseverar, pasión por el trabajo, familia, análisis, dominar idiomas, flexibilidad, capital social. El sistema vuelca información sin desarrollar el potencial: ¿Por qué usamos el 10% de la mente? 2) ¿Por qué no se hace nada al respecto? 3) ¿Por qué no se educa? La educación apostó por la información, no por la formación. El saber crece exponencialmente pero el ser humano se estancó. La paradoja es que obtener un título es una misión casi imposible mientras se ha creado la enfermedad de la titulitis. El problema se da en ambas puntas, el graduado no sale preparado y el niño sin descubrir su inteligencia singular en el marco de las inteligencias múltiples y por ende carece de esa fuerza impulsora. La escuela atrasa en la sociedad del conocimiento que asocia producción de riqueza y saber. Y sin riqueza no se sustenta a los 6500 millones habitantes del planeta.
Sistemas generadores de riqueza. En los orígenes se vivía de la caza, la riqueza surgió del excedente. Hace 10.000 años la invención de la semilla logró dominar a la naturaleza en lugar de esperar sus designios.
Así es como el hombre logró, gracias a la agricultura, poder arraigarse en un lugar y dejar de ser nómade.
La división del trabajo. A fines del xvii surgieron las fábricas y se combinó la energía de los combustibles, tecnologías de producción en serie, educación masiva, medios de comunicación y cultura de masas. La tercera ola sustituyó los factores de la producción tierra, mano de obra y capital por el conocimiento y las redes suplantaron a las jerarquías. El primer sistema hacía crecer cosas, el segundo fabricarlas, el tercero servir, pensar, saber y experimentar. El arado, la cadena de montaje y el ordenador, fueron sus símbolos.
No se puede construir economías avanzadas con sociedades atrasadas, la burocracia frena el progreso.
La tecnología fue más rápida que las instituciones. La sociedad la rechaza mientras trata de adecuarse. La escuela que cuesta cientos de miles millones, no produce en consecuencia. Es necesario formar mentes inteligentes que puedan transformar, sintetizar y aplicar el conocimiento. El aprendizaje continuo supone articular las TICs (tecnologías de información y comunicación) con las emociones y acciones humanas en épocas de crisis, inseguridad y violencia que caracterizan al mundo. Hay que capacitar para compartir las innovaciones en redes que consoliden las nuevas competencias, sin reproducir las propuestas de los discursos dominantes. Quienes no planifican desde el conocimiento, se convierten en esclavos de planes ajenos.
Negociables. En julio de 1996 Amazon revolucionó el mercado al lanzar un Programa de Afiliados para promocionar sus productos. Y más adelante, en la década de 2000, el Marketing de Afiliados se convirtió en una realidad alrededor del mundo. El éxito del marketing de afiliación se debe, en parte, a esta sólida trayectoria de más de dos décadas. Al cabo de los años se ha consolidado como un modelo económicamente viable y libre de riesgos. Los emprendedores que participan en programas de afiliación tienen la seguridad para entrar en algo legalmente aprobado en todo el mundo. Hoy en día, hay un amplio mercado para los Programas de Afiliados. Esto puede verse especialmente en los productos digitales.
Programa de afiliados. Dentro del software disponible para crear el autoempleo existe una herramienta que permite asociarse a empresas productoras de aquello que la sociedad demanda. Este sistema genera una gran red de negocios virtuales y es una oportunidad para ser promotor de productos a cambio de una comisión. Este trabajo facilita emprender por cuenta propia, obtener independencia financiera, y ganar dinero desde casa, integrando una red asociativa creada para obtener beneficios comunes. El afiliado es una persona con visión innovadora y dispuesta a usar Internet como vehículo comercial. Lo hace promocionando enlaces de productos o servicios hacia una plataforma y obteniendo comisiones sobre las ventas efectuadas a partir de las conexiones que comparten. El afiliado exitoso estudia el mercado para mejorar su desempeño y vender más en internet. El Productor es la persona que elabora algo y quiere comercializarlo. Y fabrica productos físicos o virtuales, como libros o revistas electrónicas, guías virtuales, videoclases, conferencias, o software. Estos materiales abarcan cultura, salud y cocina, o temas más densos, como gestión financiera, marketing corporativo y tecnología de la información. El productor entiende el perfil del consumidor actual, que desea comprar con la mirada puesta en el menor costo, rápida entrega y sostenibilidad.
Para vender implementó su propio programa de Afiliados. Les ofrece comisiones y la plataforma garantiza la seguridad de las operaciones. El Programa de Afiliados es una calle de doble mano que une a Productores y Afiliados en un negocio virtual. Al final del recorrido ambas partes ganan. Y para alinear este proceso existe la plataforma. Es ella la que proporciona la tecnología necesaria que garantiza el control y la seguridad de los pagos, respaldado por un sistema de gestión con alto nivel de calidad.
Transformar el espíritu en materia. Cada persona posee un tipo dominante. El error es dejar de ser auténtico para acomodarse a la realidad. Quien utiliza una brújula interior es más efectivo que el que sólo domina una competencia. La educación formal pierde la oportunidad de desarrollar el genio que todos llevamos dentro. Para trabajar en equipo, se debe identificar al inventor que aporta las ideas, al innovador que las materializa, al estabilizador que genera la rutina y al armonizador que los conecta con el mercado. Las preferencias deben complementarse. La energía espiritual se convierte en materia al descubrir la inteligencia singular, cuando circula por el carril creativo del cerebro, que es el generador de las ideas. Luego, el hemisferio izquierdo se encargará de organizarlas en proyectos y convertirlas en resultados.
La planificación es el vehículo que transporta los sueños a la realidad.
Un niño al nacer es una página en blanco que llenará durante su vida. Los niños son para la sociedad como lo son las divisiones inferiores para el fútbol. Los resultados del equipo profesional dependen de la materia prima o de las divisiones inferiores. Si la materia prima se exporta y no se recicla el país sufre. Las ligas internacionales se quedan con las ganancias. Los países en los cuales se vive mejor en el mundo son lo que hicieron de la educación y de la igualdad de oportunidades, bien entendidas, sus políticas de Estado.