APRENDER A VISUALIZAR EL FUTURO

Autor Dr. Horacio Krell fundador de ILVEM

Los niños cuando ingresan a la escuela reciben el concepto de que se trata de algo simple: estudiar hasta llegar a la universidad para convertirse en profesionales exitosos. Pero hoy deben estudiar para convertirse en expertos en profesiones que todavía no existen.

El modo de trabajar cambió. Con computadoras cada vez más rápidas, inteligentes y potentes, los humanos pueden ser reemplazados por ellas. Para 2025, uno de cuatro será reemplazado por programas  o robots. El software ya realiza funciones que eran realizadas por abogados, como analizar documentos o sugerir decisiones. Y lo hacen mucho más rápido que los humanos.
3 de cada 10 niños en EEEUU y Reino Unido sueñan con nuevas profesiones: deportista profesional, músico o astronauta. O tener un canal en YouTube  y hacer videos en vivo por ocio o como profesión, ser youtuber o vlogger  es un interés creciente entre los jóvenes.
Los cambios constantes en el mundo laboral acompañan  a la Cuarta Revolución Industrial, que conecta el mundo digital, el mundo físico de las cosas y el mundo biológico de los seres vivos. Estamos inmersos en la robótica, la inteligencia artificial, criptomonedas, big data e internet de las cosas (IoT) – que permite conectar dispositivos, equipos y objetos a través de la red-.
Los robots y las máquinas tienden a cambiar el perfil de varios trabajos que existen en la actualidad, e incluso a crear otros. Los trabajadores del conocimiento, que se ocupan de la creatividad, la negociación, la estrategia y el análisis, tienen también un futuro interesante, como también los que tengan la capacidad de resolver problemas complejos. En ingeniería, matemáticas, ciencia e informática, se crean puestos de trabajo para alimentar la innovación.

Adaptarse. Quien se encuentre en el mercado laboral deberá aprender y desarrollar las habilidades necesarias para este nuevo escenario. Una máquina de siembra directa estaba abandonada en un campo de Europa del este. La máquina sí funcionaba, solo que no la habían sabido adaptar. Es necesario exportar el conocimiento y la experiencia argentina en adaptar, a todo tipo de terreno, esta técnica de no remoción del suelo donde la Argentina es uno de los países pioneros. La siembra directa, una práctica que apunta a mejorar el suelo, sus propiedades, evitar procesos de erosión, favorecer la dinámica del agua, entre otros beneficios.

Recalificarse. Alrededor del 40% de los trabajadores necesitarán volver a capacitarse. Los líderes esperan que sus empleados adquieran nuevas habilidades. Y ante este escenario, la educación debe estar a la vanguardia para preparar y formar jóvenes para actuar en este futuro que ya llegó, en análisis, en hallar soluciones ante los problemas y en autogestión.

Miopía de futuro. Hace 35 años no se habían masificado internet ni los celulares, ni existía la globalización. Pocos visionarios -locos- previeron la aceleración del cambio climático por la acción humana. El Covid-19 les dio la razón. La miopía se dio siempre: ante el síndrome respiratorio, gripe aviaria, epidemia de Ébola, ciclones, incendios, inundaciones, hambrunas, erupciones y el accidente nuclear de Fukushima. A la fragilidad se le suma la ineptitud para anticipar y prepararse. En 2015 se pronosticó que un virus sería la mayor amenaza: transmisible por vía respiratoria, muy contagioso, capaz de reproducirse, veloz e infeccioso antes de los síntomas. Bill Gates previó que sería como una explosión nuclear. Hoy se pronostica que la conjunción de factores negativos van a generar más adelante algo apocalíptico e incontrolable.

Afantasía. Es una enfermedad que afecta a un 3% de la población mundial y se caracteriza por no poder crear imágenes en la mente, aunque sí se perciban con los sentidos. Las personas con afantasía reportan una reducida habilidad para recordar el pasado, imaginar el futuro y soñar.
Es la incapacidad de imaginar, visualizar mentalmente algo o proyectar en el tiempo sus posibles cambios. Al imaginar el futuro el político tropieza con esta torpeza y no puede enfrentar la amenaza de una pobreza imparable y finge o se autoengaña con que si podrá.
El síndrome de Casandra es un sesgo que ignora la evidencia, como que el poder de hoy se desplaza hacia Asia. El político suele ser un analfabeto tecnológico y usa la intuición sin contar con una mecánica intelectual que le permita pronosticar los cambios. Es prisionero de fuerzas que deciden por él y le impiden ver el interés de la sociedad en la que vive.
En China el dirigente tiene formación ingenieril. Los grandes polos de innovación tecnológica, de Silicon Valey o de Pequín, facturan más que varios Estados nacionales juntos. La población será de 17.000 millones a fines de siglo. En 2050 la mitad del PBI mundial será producido con tecnologías disruptivas. No hay estudios sobre este desafío y sin cooperación mundial es imposible que el futuro se transforme en un presente vivible. Hay que amar, respetar y visualizar el futuro, es el lugar en el que vivirán nuestros hijos.

Los investigadores han descubierto que la afantasía no sólo está asociada con la ausencia de imágenes visuales, sino con otros cambios en procesos cognitivos importantes.

Mientras que la visualización de una puesta de sol es una acción voluntaria, las formas involuntarias de cognición, como el sueño, ocurren menos en las personas con afantasía.
Sueñan con menos frecuencia, y los sueños son menos vívidos y con menos detalles.
Esto sugiere que cualquier función cognitiva que involucre un componente visual,  es probable que se reduzca. Las personas con afantasía experimentan recuerdos menos nítidos del pasado.

Inteligencia creativa y estratégica. Existe la creatividad para resolver un problema,  para inventarlo o para aprovechar el azar. El hombre construye murallas evitando ser invadido por los estímulos externos, pero esa misma protección le impide descubrir.
Aprender a observar es salir del piloto automático y mirar de otra manera. De la buena observación surge la idea, así como Newton – de la caída de la manzana – derivó la ley de gravedad. Ser un buen observador es como abrir una fábrica y una nueva idea diaria genera 365 por año y la energía que clama por su realización. La visualización creativa del futuro deseado atrae la energía necesaria para su realización como si fuera  un poderoso imán.

Las personas de alto rendimiento. Ellas pueden crear una zona interior de comodidad. Einstein decía que su creatividad comenzaba con una imagen. De este modo, se vio a sí mismo viajando en la punta del rayo de luz cuando creó la teoría de la relatividad. Para emular a los genios hay que alfabetizar el hemisferio derecho, el de la imaginación y la creatividad. La tensión creativa  se logra uniendo la imagen del futuro deseado con la toma de  conciencia de la realidad actual. Cuando se enfrentan la voluntad y la imaginación, esta última vence.

Si seguimos fotográficamente las etapas de la creación, vemos que la mente se abre el camino hacia su sueño. Pero la visión inicial del resultado, permanece intacta a pesar de la apariencia.

La imagen del futuro actúa como un imán para la mente. La visualización creativa es emplear la  imaginación para obtener los resultados, proyectando en la mente el objetivo y cargándolo de emociones y pensamientos positivos. El principio para alcanzarla es que se debe obtener una guía que preceda y oriente a la acción, ya que se recoge aquello que se siembra.

Imaginación aplicada. Imagine que está pasando un maravilloso día en la montaña. Refuerce la imagen con una frase de apoyo y con pensamientos y emociones dirigidos al objetivo.
Antes de finalizar agregue otra: “Esto se logra para mí y para bien de todos”. De lo que se trata es de lograr en estado de relajación que mejora la comunicación consciente- inconsciente, ya que este estado mental es más receptivo que apelar a la fuerza bruta, al planeamiento rígido, a la preocupación y  a la manipulación que caracteriza al estado de vigilia.

Los pasos de la visualización creativa: Elija la meta. Imagínela en tiempo presente, vivencial y multisensorial. Dibújela y péguela en lugares de contacto diario. Cree una frase que la represente y le brinde apoyo. La mente tiene la capacidad autosugestiva de transformar en acto todo lo que se decide a aceptar. La frase debe ser afirmativa y clara, breve, correcta, coherente con los sentimientos, creadora de algo nuevo y creer que es cierta. Transmita energía positiva. Al alcanzar la meta o si desea cambiarla, reconozca el logro o adopte una nueva visión.

Dinámica de la visualización ¿Cómo saber lo que uno quiere? Hay que experimentar el ser, conocerse a sí mismo, es decir, aprender a ser. Sentirse vivo y en paz interna, el recurso hay que buscarlo dentro de uno mismo y no afuera buscando solamente tener. El proceso es: ser- hacer- tener, es decir hacer lo que uno quiere para lograr lo que le interesa.

Cuando se pretende algo, hay que desearlo, creer en su posibilidad y aceptar el logro obtenido. Estos tres conceptos implican la intención de crear aquí y ahora.

Einstein, para crear la teoría de la relatividad, se imaginó a sí mismo viajando en la punta de un rayo de luz. Decía que nunca había descubierto nada nuevo con su mente racional.

La visualización pasiva consiste en dejar emerger a la activa. Es definir lo que se quiere imaginar. Ambos son importantes. Siempre conviene ponerse en estado previo de relax.

Ejercicio 1: Relax pasivo o activo Imagínese en su casa cómodamente recostado, recuerde una buena sensación, césped verde, aguas frescas, bosque hermoso. Disfrute la sensación.

Ejercicio 2. Afirmaciones. Sirven las que desean el bien, y deben agregarse a cualquier visualización. Ejemplos: Lo que estoy pensando se materializa para mí y para el bien de todos. Yo soy un ser radiante, lleno de luz y amor. Soy dueño de mi vida. Todo lo que necesito está en mí. Me amo y me aprecio como soy. Cuanto más me amo más amo a los demás. Me amo y me aprecio tal como soy. Soy un canal abierto de energía. La abundancia es el estado natural de mi ser. Cuando más tengo más puedo dar. Soy feliz y dichoso sólo por estar vivo. XX viene hacia mí fácilmente y sin esfuerzo. Agradezco a la vida por mi salud, riqueza, felicidad.

Ejercicio 3: Recicle la energía. Exprese su aprecio: escribe cartas, mails y hace llamadas de agradecimiento, se desprende de objetos, gasta dinero extra, dona una suma. Un cable conecta su columna a la tierra recibiendo su energía, y recorre su cuerpo y sale por la cabeza. Luego, recibe la energía solar; ambas energías se complementan en  su cuerpo. Acostado con sus manos cruzadas en el abdomen,  una esfera resplandeciente  que se encuentra en su cabeza irradia, luego de inspirar y espirar la esfera aparece en su garganta,  luego en el pecho, en el abdomen, en el área pelviana, los pies. Ahora, las 6 esferas se encienden y forman una hebra de un collar de gemas de energía radiante. Al respirar la energía circula por su cuerpo.

Ejercicio 4: Cambiar ideas negativas. La razón de mi mal es que ….. Mis actitudes más negativas son… Escriba todo lo que se le ocurra, experimente las emociones subyacentes con aceptación y ahora destruya el papel y cambie sus creencias.

La visualización creativa. Messi quería su gol y antes de colocar la pelota en un ángulo, hay una imagen que se hizo viral. Mientras Ecuador metía su gente en la barrera, Messi miró  donde colocaría la pelota. Mientras la acomodaba calculó por dónde filtrar el remate. Messi no se cansa, siempre está activo. Ve lo que otros no ven porque logra que las cosas sucedan. La calle por la que irá la pelota es un pasillo que nadie ve. Sabe esperar la oportunidad y sabe cómo buscarla o inventarla. La gimnasia mental es visual, imaginar para mejorar.

La imaginación es más poderosa  que la voluntad. Imagine que cruza una tabla a 500 metros de altura y temerá caer, pero si ve la tabla  en  el  piso  el  temor  cesa.
Músculo más  cerebro son una  combinación  ganadora  en  los deportes y en la vida.
Hay que borrar miedos, imaginando el desenlace positivo, como si ya se hubiese producido. La inteligencia corporal hace que la ejecución complete la visión y refuerce la memoria. Nicolás Testa podía imaginar sus inventos con todo  detalle.

Émile  Coué  dijo  que  la  fuerza  de  la  imaginación  es  el  cuadrado de  la voluntad.  El  miedo tiene  su imagen: es  el  fracaso. Jack Nicklaus, el campeón de golf, recorría el terreno antes del juego, hacía la película de la jugada en cámara lenta, sentía su mano, el palo, la bola, se identificaba con la escena y la activaba al comenzar a jugar.

Más  esfuerzo con temor producen la atracción fatal del obstáculo, porque la  mente y el cuerpo se encaminan hacia él. Para jugar bien se precisa confianza en uno mismo, y se logra con la  sensación  clara del  movimiento  correcto. La presión por el triunfo siempre está, pero  el  éxito  mejora el rendimiento como un  círculo virtuoso hacia la autoestima.

Los  griegos  decían  “Mente sana en cuerpo sano”, si uno se enferma el otro también. El  cuerpo  es  el  ejecutante  de  una  mente  que  piensa,  el intelectual actúa con palabras y conceptos, el hombre de acción con personas y cosas. Entre  ambos se levanta la figura  del “Creactor”, quien sabe integrar la  inteligencia corporal con el entorno.

En estos tiempos de crisis y desazón, existen áreas, desarrollos y valores donde hallar el  potencial y las fortalezas. La idea es rescatar un presente con futuro. El objetivo no es negar los problemas sino hacer foco en lo que funciona y ofrece oportunidades. Hay que analizar los activos que potencian y destacar las propuestas que enriquecen las ventajas comparativas que uno posee, con ejemplos virtuosos potentes que ayuden  alcanzar su desarrollo.

La creatividad es la inteligencia divirtiéndose e inteligente es entender la situación, inventar la solución y actuar en consecuencia. Lo creativo combina intelecto e imaginación con resultados  que emergen  al mezclar la razón con otros modo ver, o haciendo asociaciones. Lo creativo proviene  de la intuición, en contacto  con lo sensitivo, lejos de lo normativo y esperable.

La inspiración llega de a ratos, ligada a la intuición. Por la inspiración uno se adentra en el proceso creativo mediante ensoñaciones. Lo que surge se da como aprendizaje significativo auto-motivado. La innovación deriva del proceso y lo creado difiere de lo anterior.

La inteligencia se divierte en el juego sagrado de la creatividad. Como  el futuro no existe hay que inventarlo. Como dijo Picasso si la inspiración llega espero que me encuentre trabajando.

BUSCAR

COMPARTIR

NEWSLETTER